miércoles, 20 de enero de 2010

Año nuevo, casa nueva

Tras varios intentos frustrados de encontrar apartmento en Bondi Juntion, Maroubra o Coogee beach, a cambio de pisos viejos y pequeños en los que pedían $380-400 a la semana, hemos optado por ampliar nuestro rango de búsqueda.

Esta muy bien vivir cerca de la ciudad y la playa, pero seamos realistas, o pagas $500 para arriba o mentalízate a vivir en un cuchitril. Y tras año entero en un piso como el de Aravaca, todo lo que nos ofrecían era ridículo en comparación.

Conversando con mi jefe y comentándole nuestra frustrada búsqueda y desesperación, me recomendo que buscara por la zona de Kogarah, Hurstville o Rockdale. Y como no teniamos nada que perder, (en todo caso un fin de semana más viendo apartamentos), el sábado pasado nos fuimos para allá.

Ni punto de comparación señores!!! Fue ver uno tras otro, al cual mejor, que entramos en uno de ellos y se nos quedo la boca abierta (literalmente) a Ruben y a mi. Un piso enorme, tres habitaciones, salón, amplio balcón y plaza de garaje. Una maravilla si lo comparamos con lo que habíamos visto anteriormente.

El mismo lunes enviamos la aplicación y a las 12.00 de la mañana heramos arrendatarios de un piso en Hurstville.

Que emoción!!! tras estar conviviendo durante más de 8 meses con 6 personas, al fín vamos a tener nuestro "hogar". Auque echaré de menos a mis amiguitas las cucarachas, esa nevera que gotea cada dos por tres, la mampara de la ducha que se descoloca y no hay quien lo ponga en su sitio, la televisión codificada, el ancho de banda del siglo XIX.......mmmmm.....I DO NOT THINK SO!!!!

Este sábado 23 firmamos el contrato y directos a IKEA, que hay que amueblar la casa de pies a cabeza. De lo único que somos propietarios es de dos tazas y dos tenedores.

Misión imposible

La búsqueda de piso en estas latitudes se difiere enormemente a lo que estábamos acostumbrados en España. En España, uno busca por internet a lo largo de la semana. Llama a las casas que le interesan, pide una cita y va a verlas.

En Australia es completamente distinto. Hemos tardado en enterarnos como funcionaba el tema. Aquí, uno busca las casas que le gustan por Internet. Si se te ocurre esperar un par de días para llamar por teléfono ... ¿Qué es lo que pasa? Que la casa ya está alquilada. Y es que, una casa en alquiler a un precio razonable, tarda como mucho una semana en desaparecer.

Una cosa que parece chocante, es que cuando vas a visitar el piso lo haces con otras 30 personas. Es una visita multitudinaria. Si el piso te gusta, tienes que rellenar un formulario. Este formulario contiene contactos y datos personales: jefes, nóminas y referencias. Cuando envías, junto con otras decenas, el propietario es quien finalmente decide. Eso si, tras llamar a los contactos del formulario.

Hasta que finalmente hemos encontrado este piso, hemos tenido otros 59 pisos candidatos (60 en total). Empezamos a buscar, muy tranquilamente, el 15 de Septiembre del 2009.

viernes, 1 de enero de 2010

Buenos recuerdos del 2009 e ilusiones para el 2010

Este año no hemos podido comer nuestras 12 uvas o 12 lacasitos (como alguno que yo me se ;), ni comer besugo, patas, langostinos o ese delicioso cardo que nos prepara Magda cada año siguiendo la tradición familiar...que por mucho que nos pese, no pasará a la siguiente generación. Tampoco hemos podido festejarlo con un Garage Party 2, como se que le hubiera gustado a muchos de vosotros. Pero a pesar de todo, podemos afirmar que hemos sido los primeros en darle la bienvenida al 2010!!!

Nos hemos despedido del 2009 dando entrada al 2010 con majestuosos fuegos artificiales, los cuales estaban sincronizados con la música de la emisora de radio 104.1 FM. Doce minutos llenos de color y fascinación.

La coordinación del ayuntamiento y el dispositivo policial impecables.
El ayuntamiento de cada distrito organiza un buen número de spots para este evento. De los cuales, diría que la gran mayoría son de acceso gratuito y el resto de pago; algunos de libre entrada de alcohol, y otros no. Mucha gente acude a estas zonas desde bien temprano para coger buen sitio y ver los fuegos artificales. Uno a las 21.00 h. para las familias y más pequeños y otro a las 24.00 h.

A continuación las crónicas de la noche (Poner los altavoces, darle al play y continuar leyendo):




Nuestro día comienza el 31 por la mañana, obviamente. Tras localizar los spots en el mapa desde donde poder ver los fuegos artificiales, nos disponimos a comprar las entradas por internet en uno de los puntos que nos habían recomendado, un parque situado cerca de Bondi: fracasamos. En el resto de zonas de pago las entradas estaban agotadas, de modo que sólo nos quedaba intentarlo en los múltiples lugares gratuitos de la ciudad.

A las 20.30 salimos de casa. Hay que decir que por poco nos quedamos sin ver los fuegos artificiales, ya que las zonas de acceso estaban abarrotadas. Y tras intentarlo en tres lugares distintos, una pequeña esperanza se presento al anunciar por megafonía que quedaban algunos sitios libres en de Rocks, justo en la zona de Harbour Bridge. Pensé que no lo íbamos a conseguir, pero supongo que el destino quiso que vieramos nuestros primeros fuegos de Sydney.

Llegamos a la zona sobre las 21.30 h. Una espera de dos horas y media, mucha gente y empujones hasta que por fín llego la cuenta atrás.
Los altavoces que nos rodeaban anunciaban a través de una cadena de radio los últimos detalles, 1.500.000 de personas habían acudido al acontecimiento, doce coloridos y majestuosos minutos cobraban vida, y desde luego no defraudaron a ninguno de los presentes.

Al terminar, nuestra máxima prioridad era la cerveza. Con el fín de evitar problemas, el ayuntamiento restringió la venta de alcohol en las zonas con mucha gente. Comida rápida y helados son muy fáciles de conseguir, pero una cerveza una odisea ...

Nuestro primer destino lógico era un Seven Eleven. La escena era bastante curiosa: vendedores bailando y muy animados antendiendo al personal la cual compraba emocionada (ver foto) y, lo más curioso de todo, la música dance a todo volumen en el local. Era como una discoteca...pero sin cerveza.

Continuamos caminando hacia la zona de copas. El tráfico, cortado en la zona centro. De camino, encontramos una improvisada pista de baile en medio de CBD city. Un bar de copas había tenido la genial idea de poner los altavoces apuntando a la calle. La gente estaba como loca: bailando, saltando, divirtiéndose. Poco tardamos en unirnos.

Lo mas curioso era que no había alcohol. Los únicos que estabamos bebiendo éramos nosotros y la chica que nos dijo donde conseguir la bebida :)
La verdad es que fueron las horas más divertidas de la noche...pero todo lo que tiene un principio tiene un final.


La policía llego para disolvernos. Después de la breve indignación inicial, nos percatamos que la finalidad era dar acceso de entrada al tráfico.



Finalizada la juerga en la improvisada pista de baile, continuamos nuestra trayectoria hacia la zona de copas. Allí el ambiente era muy distinto, gente más agresiva y borracha por la calle. Así que nos metimos en un bar para hablar, reirnos y jugar al billar.

Desde aquí, queremos desearos Pamelia y yo, nuestros mejores deseos para el 2010, que seguro que se avecina lleno de salud, sorpresas y de algún que otro viaje...quizás al hemisferio Sur :) Y deciros que nos acordamos mucho de todos vosotros.

Un beso muy grande desde las antípodas.

Pamelia y Rubén


+