viernes, 21 de enero de 2011

Uno más en casa

Desde el pasado martes 18 de Enero somos uno más en casa. Noooooooo, no me he quedado embarazada de repente! Ni hemos adoptado, ni tenemos una mascota correteando por la casa... Pero si que tenemos una boca más que alimentar.

Y es que nos sentíamos tan solitos por estas latitudes que nos hemos dicho, ya que nadie viene a visitarnos, tendremos que traernos a alguno para acá.
Y aprovechando la oportunidad de que en el trabajo de Ruben se abrió una plaza vacante como programador, y dando la casualidad de que tenemos un amigo que se dedica al tema, la empresa le ha patrocinado con un visado de trabajo.

Pues si, la verdad es que D. Moriano ha tenido mucha suerte. Atrás se quedan los 4 años de papeleo, certificados a traducir, pruebas medicas, la espera, llegar a tierra desconocida, buscar alojamiento, comprar muebles, encontrar tu primer trabajo, y todo el despilfarro de dinero gastado por el camino. Ojo! es una experiencia que no cambiaria por nada en el mundo, pero el atajo es más sencillo.



Moriano, espero que aproveches esta experiencia al máximo y disfrutes del comienzo de tu nueva etapa.

Bienvenido a las antipodas!!

miércoles, 5 de enero de 2011

El primer vuelo en solitario

Como quizás sabréis, estoy teniendo clases de vuelo sin motor desde el 20 de Marzo del 2009.

Cuando inicias un vuelo, un avión con motor te remolca normalmente a 3.000 pies sobre el suelo. Una vez te desconectas de este particular cordón umbilical, tienes una impresionante sensación de libertad. Aparte de los sonidos del viento contra el avión, y las conversaciones ocasionales a través de la radio, la tranquilidad es absoluta.

En estos meses volando, he tenido la oportunidad de volar con bandadas de pájaros y ocasionalmente con un solitario águila. Los días que las condiciones eran apropiadas, he podido alejarme unos pocos Kilómetros al este, donde el impresionante valle te deleita la vista con sus montañas, lagos y ríos.

En este tiempo he llegado a volar hasta 7.500 pies de altura, y en algún momento he llegado a poner el avión a mas de 250 kilómetros por hora. En determinadas maniobras, he llegado a sentir lo que son varias 'g'.

En estos meses he hecho spins, loopings y sideslip, despegues y aterrizajes con viento cruzado (y mucho!), y procedimientos de emergencia como el rope break. En este tiempo, he aprendido a leer las nubes y el tiempo, a entender las corrientes de aire y a aprovechar las térmicas.

En este tiempo, he conocido a gente muy interesante, a auténticos locos de la aviación y a muchos instructores que ofrecen sus conocimientos y experiencia por amor al arte.

Mi primer vuelo en solitario ha sido el vuelo numero 63. En condiciones normales, una persona de mi edad debería haber tardado unos 35 vuelos en alcanzar el vuelo en solitario. Una de las desventajas que he tenido ha sido mi nivel de ingles: sin duda alguna era completamente insuficiente cuando comencé mi instrucción. Una vez que estas en la clase en pleno vuelo los ruidos estructurales, la radio, y un acento australiano que te va enseñando en un vocabulario completamente nuevo, no ayuda a progresar rápidamente. Pero bueno, al final, todo se consigue!

Mi vuelo inaugural en solitario ha durado 15 minutos. Las tormentas acechaban y hacia muchísimo calor, lo que preocupo al instructor y me dejo las instrucciones muy claritas: a 2.000 pies y no mas me media hora. El tiempo no fue ningún problema, puesto que no encontré ninguna térmica.

En mi vuelo inaugural me encontré dos de mis pesadillas en el aire:
- El viento cambió de dirección, lo que hace que la pista de despegue y aterrizaje cambie de sentido. Despegue en un sentido y aterrice en el otro. Afortunadamente me di cuenta de la situación cuando estaba en el aire.
- Cuando estaba en el 'circuito' para aterrizar (a unos 500 pies, 152 metros de altura sobre el suelo), entre de lleno en 'sink'. Es decir, si en una térmica el aire sube hacia arriba muy rápido en sink el aire baja muy rápido hacia la tierra. Estamos plenamente entrenados para ello, lo que hace no sea un problema, pero es una sensación incomoda cuando estas tan cerca del suelo y en este caso la velocidad se estrello de 80 km/h a 60 km/h en unas décimas de segundo.

En fin, os dejo con foto y vídeo de mi primer despegue!





lunes, 3 de enero de 2011

Chocolate con churros

Me quede con ganas de tomarme un chocolate con churros en Año Nuevo como solía hacer todos los años en Madrid. Obviamente, en Sydney no es tan fácil, pero lo hemos intentado. No ha sido el 1 de enero, pero hoy martes 3, siendo festivo, hemos deleitado nuestro paladar y saciado nuestros estómagos.

Chocolatería San Churro, una franquicia de chocolaterías en Australia con presencia en todos los estados y varias localizaciones en Sydney. Si buscáis en la web os saldrá la pagina web. Nosotros hemos ido al mas cercano situado en Miranda.

Para desayunar, una ración de tres churros cada uno con una taza de chocolate clásico. Los churros no estaban mal, nada comparable con una auténtica churrería española, pero desde luego mucho mejor que los congelados de bolsa; y el chocolate cremoso, como ha de ser.
El precio total por seis churros y dos tazas de chocolate $21. Un poco excesivo, pero una vez al año no hace daño.

sábado, 1 de enero de 2011

Bye Bye 2010, Hello 2011

Este año hemos decidido repetir y dar la bienvenida al 2011 junto a 1.5 millones de personas que se desplazaron al centro de Sydney.

Tras escoger en el mapa el lugar "Blues Point Reserve", decidimos acampar con las toallas desde las 2.00 pm. Este año queríamos evitar los agobios y empujones del anterior. Aun así, el punto que seleccionamos para ver los fuegos acogían a otras 15.000 personas (esto es poco si consideras que los lugares aledaño tienen capacidad para unas 40.000 personas).
Así que provistos de una toalla cada uno, dos cantimploras de agua, una tortilla de patata, libros, crema solar, un juego de naipes, el sudoku y un mp3, y sin olvidar la cámara de fotos, pasamos la tarde bajo el sol haciendo espera. Porque en Sydney no solo te deleitan con espectaculares fuegos artificiales, sino que te asombran con dos, el de las 9.00pm para los mas pequeños y el oficial de las 12.00pm.

Dos años consecutivos en los que hemos visto los fuegos artificiales de Harbour Bridge, y este indudablemente han sido espléndidos.

Recomendaría a cualquiera con intención de visitar Sydney que lo hiciera en esta época del año. Hace calor, se puede disfrutar de la playa, asistir a los espectáculos que la ciudad ofrece, sin olvidar el gran despliegue de fuegos artificiales que dejara perplejo a cualquiera.

Otro año s, y otro año por venir, que nos desvelara el 2011?, eso lo sabremos en 365 días. De momento, nos hemos marcado como objetivo disfrutar de Australia y hacer un viaje a Tailandia. Llevo esperando este momento 10 años, y por fin lo voy a conseguir :) Además, ya sabéis lo que se dice del fin del mundo en el 2012, pues señores, haciendo caso a la profecía, nosotros vamos a aprovechar.










Cuando capturamos el vídeo, no estábamos prestando demasiado atención a la grabación, intentábamos disfrutar del momento en directo, así que os advertimos que el vídeo no es muy bueno y desde luego no refleja la realidad tal y como es. Además, solo grabamos los últimos dos minutos del total de unos 12 minutos.

Los fuegos artificiales son consistentes en todo el valle, poned a atención a la parte final que es la más impresionante.